29.7.05

Fábula ancha y ajena

Tenerla ancha produce una serie de trastornos en diferentes sectores del palier.
En casa hay tres máquinas, una por cada integrante. Y hay un televisor.
Hoy pusimos las máquinas en red porque compartir la alegría era nuestro sueño.
De las tres máquinas, dos se conectaron, se hablaron, se comunicaron, se amaron. Una no. Una no quiso. Una parece estar destinada a la marginalidad insondable, a la soledad oprobiosa de quién no pertenece ni es privilegiado.
Sí, adivinaste: es mi máquina la conchuda.
Ahora mismo estoy utilizando la máquina de mi retoño mayor.
Ahora mismo mi retoño mayor y mi retoña menor están peleando por la posesión del control del televisor.

Moraleja: si amás a la mujer de tu prójimo, seguro que es travesti.

24.7.05

Tutiplén de escayola con afeites

El chamán odontólogo

Son cuatro elementos: agua, aire, fuego y el otro no me acuerdo. Hay cuatro montículos que te hacen de pedestal y allí es donde te imaginás cosas espectaculares como porcelanas, morcillas o hubs.
Es una experiencia que te ayuda a encontrarte con tu animal de poder. Una vez que lo encontrás le podés decir:
-¡Camine a cucha! o cualquier otra cosa por el estilo.

La tengo ancha pero es lenta

Pero la verdad es que no le encuentro la gracia a esto que esperé durante años. La vida no es ni más ni menos gentil que antes. Incluso, creo que es peor.

Sting comiendo fideos con pesto

Para cosas importantes como salvar al mundo y a las ballenas o descubrir islas y planetas nuevos o cazar vampiros y baciliscos, están los autorizados: pensadores, filósofos, políticos, ingenieros, honderos, militares, policías, guardagujas, vendedores de Garbarino, etc.
Nosotros, los poligriyos, los desheredados de toda inteligencia, aptitud y optimización ante las grandes catástrofes y todos los flagelos que corroen la corteza y/o el cervix terrenal y otros, estamos para cosas menores.

Extracto de banalidades

Me puse a pensar durante diez segundos en el punto álgido de la cuestión.
Concluí que no existe solución y esa noche dormí lo más campante. ¿Cómo se llama este tipo de actitud? Creo que se llama avestrucismo o tortuguéz. También podría ser chupahuevismo, pero no creo llegar a tanto.

¿Qué se supone que le tenemos que enseñar al mundo?

Pasamos una cantidad considerable de tiempo sin ver que las resoluciones definitivas y tajantes están en nuestras manos. Lo mismo, cuando al fin nos damos cuenta, decimos:
-no, por el momento paso.

Que conste en actas

Lo que nos caga la vida es la esperanza.

19.7.05

La esposa de mi novio y la novia de mi esposo (Parte II)

- Yo creo que para afianzar la relación hay que olvidarse del rol materno y la vida profesional.
- No lo creo, hace tiempo que olvidé el rol materno, vida profesional no tuve nunca e igual no afiancé un carajo. ¿Pero, cómo haces para mantener contacto con tus hijos?
- Todos ellos tienen celulares. Estamos intercomunicados todo el tiempo donde quiera que estemos los cuatro.
- No me hables de celulares, soy adicta al celular.
- Yo también. Me paso el día mandando mensajes de texto. ¿Qué modelo tenés vos?
- No, yo no tengo celular.
- Entendí mal, pensé que me decías que te gustaba hablar por celular.
- No, lo que me gusta es hablar al celular.
- ¿Desde tu casa?
- Sí, llamo muchas veces por día, no lo puedo evitar.
- ¡Pero eso te debe salir una fortuna!
- A mí no. Es mi maridito el que paga las boletas de teléfono.
- ¿Y él se lo banca?
- Se lo banca todo porque tiene la culpa.
- ¿La culpa de qué?
- De que lo llame.
- Creo que me perdí...
- Es fácil. El tiene la culpa de todas mis adicciones, infelicidades, frustraciones, intentos de suicidio, traumas de infancia, gripes, control deficiente sobre mascotas, depresiones, insatisfacciones, dolores de cabeza, brotes de cólera, control deficiente sobre hijos, inseguridades, enfermedades psicosomáticas, brotes de soja, síndromes pre-menstruales, inseminaciones, bengalas perdidas, ansiedades, cromañones, piquetes, brotes de ira, ignorancias, bobaliconadas, cacerolazos y afecciones varias.
- Si es así como decís, no sé porqué no le colgás la galleta. ¡Ese hombre te arruinó la vida! ¡Y no sólo a vos sino a la sociedad en su conjunto...!
- Eso ni en pedo ¿Quién va a pagar el teléfono si lo dejo irse con ESA PUTA?
- Buscate un novio. Son mejores que los maridos. El mío ya me compró tres celulares.
- ¿Tu novio tiene celular para llamarlo?
- No, él no usa.
- Entonces no tiene gracia. ¿Qué hora es?
- Las seis menos cuarto.
- Esperame que voy a hacer un llamadito.
- Bueno, mientras, contesto este mensaje de texto que me mandó el más chiquito y dice: "ta tatati tu ta."

(veinticinco minutos más tarde...)

-Estaba en el subte y había poca señal, así que lo esperé hasta que llegó a Primera Junta. Cuando pudimos hablar me dijo que estaba en Primera Junta. Ahora me quedo tranquila.
- ¿No es un dulce?
- Sí, mi maridito es re dulce. Siempre me dice dónde está.
- No hablo de tu marido, pelotuda, hablo de mi nene.
- Ah... sí, muy despierto para sus dos añitos.
- Y eso no es nada, mi novio le enseñó a poner ringtones.
- ¿Y qué hacías antes de tener novio?
- Era manicura.
- ¿Y extrañás tu profesión?
- No.
- ¿Te muestro el catálogo?
- Sí, pero anotate, antes de que me olvide, la crema antiage que me vendiste la vez pasada porque ya se me acabó.
- Fijate que hay unas promos hermosas por el día del padre, todas vienen con una prestobarba de regalo. Mientras mirás voy a hacer otro llamadito.

(treinta y ocho minutos más tarde...)

- Disculpame, me daba apagado todo el tiempo y tuve que esperar que lo prenda. ¿Viste las promos del día del padre?
- Mi padre murió.
- ¿Y el padre de tus hijos?
- Un hijo de puta.
- Así son casi todos. Por suerte mi maridito es un padre perfecto. Los nenes y yo le vamos a regalar el combo de crema de afeitar, loción para después de afeitar y emulsión para contrarrestar los efectos de la loción para después de afeitar. Todo esto con una prestobarba de regalo.
- Están buenas pero no tengo a quién regalarle esas cosas, mi novio es un chico muy refinado, se fija en las marcas ¿viste?
- ¡Pero esta es una marca de primera calidad, no me ofendás!
- No quise ofenderte, disculpame por favor.
- Hasta hice un curso de cosmetología fugaz para poder vender con conocimiento de causa.
- Conozco el paño....
- Por eso.
- Anotá un rouge de la promoción que viene con una crema para manos.
- ¿Qué color?
- Caoba mestizo de los Apalaches, bioma bosques húmedos del centro de la meseta. Y anotame un jaboncito de Mickey.
- ¿Para el nene?
- No, para mi novio. Es que tiene la piel como un bebé.
- ¿Algo más?
- Sí, por una de esas casualidades, entre todas las cosas que vendés...¿no tendrás celulares?
- No vendo celulares. Yo sólo llamo al celular. ¿Me esperás otro poquito? Voy a hacer un llamadito...

18.7.05

Terapia de Julio

Creí que me había muerto y que
la muerte era repetir un nombre sin cesar

Alejandra Pizarnik


Cuando todavía no había puestas en escena tan ingratas, estaban las muñecas (eran siete).
Yo dormía acurrucada en un cuarto de la cama. Cada una de ellas descansaba a mi lado en hilera y mi sueño era intranquilo, yo debía cuidar a mis muñecas, debía protegerlas de caídas, del frío, de la noche y los fantasmas que habitaban el altillo.
Después llegó él con su sádica manera de probarme que la vida no venía troquelada, que tenía que usar tijeras afiladas, parcelar cada momento, domesticar a la inocencia, no creer en suicidios con genioles, ni en delirios místicos de un día y tampoco en que el amor era algo parecido a coca-cola en el bar de justo enfrente, ni dominio de los àngeles guardianes.
El tiempo hizo su llaga y la gran contribución de los demonios vino siempre tras un vidrio que, a pesar de hacerme muecas, me ignoraba como se rechaza a un mendigo o a una verdad.
Cuando las horas no eran tan insuficientes, cuando la gran preocupación era uno mismo, yo cuidaba las muñecas de (en) mis brazos.

16.7.05

Sólo empanadas, sólo historias

In nomine pater

Y de repente entró al local un sacerdote.
Pensamos que era un conocido de alguno de los dueños y , en efecto, lo era. Pero el desconcierto fue enorme cuando lo vimos pelar Biblia y ponerse a leer algunos párrafos.
A su alrededor, varias mujeres rezaban mirando hacia el piso, mientras nosotros armábamos cables de red tratando de no hacer demasiado ruido, no fuera cosa que dios no escuchara las oraciones y el destino del negocio fuera un fracaso absoluto.
Lo más curioso fue que, cuando el cura comenzó a bendecir a troche y moche (heladera, horno, mostrador, empanadas, computadoras), me salpicó una gotita de agua bendita y no tuve más remedio que ser buena durante unas horas, las horas anteriores a la siguiente ducha.
Ahora que me bañé, volví a ser yo misma.

Cuidado: radar vigila

Es una empresa fascista, pero más que fascistas son pelotudos.
Obligan al personal a usar un uniforme similar al que usan en Mc. Donalds. El uniforme tiene gorrita y casi todo el mundo se resiste a la gorrita.
Ahora, la nueva modalidad consiste en sacarles fotos a quienes no la lleven puesta y exigirles una multa.
Sí, igual que las multas de tránsito de Ibarra.

Aullido


He visto a los más grandes espíritus de mi generación destruidos por la locura, hambrientos, histéricos desnudos, arrastrándose de madrugada por las calles de los negros en búsqueda de la droga urgente imperiosa, iniciados a la cabeza del ángel ardiendo por la antigua conexión celeste con la dinamo de las estrellas en la maquinaria nocturna, que pobres y rotos, malolientes y bebidos se reunían a fumar
de pie en la oscuridad sobrenatural de los apartamentos

Allen Ginsberg


Si Ginsberg hubiera vivido en Argentina hoy, su poema comenzaría así:
"He visto a las empanadas humanas bailar debajo de sus disfraces patéticos, con 38º a la sombra y el sudor mezclado con la grasa de la carne picada, el pollo y el atún, las lágrimas confundidas con la voz tinéllica del maestro de ceremonias, la sangre de cada uno de los espíritus que, con gran paciencia, hacen las cuadras de cola para comer de garrón unas empanadas rotas, malolientes y aceitosas..."

12.7.05

Ni vencedores ni vencidos

-¡Estoy cansado de estar solo! -dice la voz neurótica grabada en el contestador.
-¿Qué debe hacer una persona cuando se cansa de estar sola? - me pregunto, tal vez para encontrar una respuesta de tipo filosófica, expansiva, una respuesta que logre la jurisprudencia necesaria como para que se haga ley, se generalice, se propague, sirva para modificar el modus vivendi/operandi de innumerables voces que dejan mensajes de este tipo en contestadores de diversa índole.
Y lo primero que se me ocurre es: buscar compañía.
La voz (presumo), cuando se refiere a "no quiero estar solo", dice "quiero que Josefina (por elegir un nombre cualquiera), esté conmigo".
Entonces me pregunto, le pregunto a esa voz:
- ¿Y por qué no estás con Josefina ahora mismo?
- Es que Josefina está con el cantante de Catupecu Machu que es muy mala persona y la tiene engatusada.
- ¿No será que está enamorada de él?
- No. Ella es buena, tiende las camas, teje bufandas, hace milanesas. No la creo capaz de enamorarse. Es ese tipo el que le llenó la cabeza, una porquería de tipo, con ese bigotito, un demonio, propiamente.
- En tu lugar no estaría tan seguro.
- Estoy seguro, pero a veces no sé que pensar y estoy cansado de estar solo.
- ¿Qué tan cansado estás?
- Masomeno.
- ¿O sea, que te podés bancar la soledad un tiempo más?
- Sí, creo que sí, creo que Josefina se va a dar cuenta de que soy lo mejor y va a pedirme perdón de rodillas.
- ¿Serías capaz de perdonarla?
- No, nunca la voy a perdonar, pero estoy cansado de estar solo...y, además, yo no sé hacer milanesas.
- Entonces, si estás dispuesto a aguantar, a esperar... ¿por qué le hinchás las pelotas al cantante de Catupecu Machu dejándole mensajes en el contestador? ¿Por qué no hacés algo para que Josefina recapacite y te demuestre cuánto te ama?
- Es que a Josefina no le gusta que la presionen. Reacciona mal, tiene mal carácter.
A veces ronca.
- ¿No será que ya no te ama y estás forzando una situación que te hace infeliz?
- Más infeliz serás vos.

ANTE ESTE TIPO DE CIRCUNSTANCIAS HUMANAS NOS ENCONTRAMOS ENTRAMPADOS EN UN CÍRCULO VICIOSO, PERVERSO Y APARTADO DE TODA LÓGICA. ANTE ESTE TIPO DE PROBLEMAS NO TENEMOS RESPUESTAS. ES COMO CON LAS GUERRAS MODERNAS, LOS CADÁVERES SE ESCONDEN, LA SANGRE JAMÁS LLEGA AL RÍO, PERO LAS VÍCTIMAS SON MUCHAS Y TODOS SOMOS POTENCIALES HERIDOS, POTENCIALES CADÁVERES, POTENCIALES ASESINOS.

9.7.05

Live/9



Bailamos una chacarera, comemos tamales, locro y empanadas y después nos vamos al shopping.
¿A cuánto tomarán el dólar?

3.7.05

Tutiplén rancio como estómago de momia (*)

Pavlov

Es bueno que sea madrugada de domingo porque las madrugadas de domingo no extraño nada.

Te olvidaste los Beldent

Fumar con la izquierda hace que el cigarrillo tenga otro sabor, un sabor más o menos pis de gato.

Las fresias de los tipos del puente.

A veces uno está tan pero tan triste que no sabe que música escuchar. Tal vez haya que buscar algo que no tenga ninguna relación, que no traiga ningún recuerdo, que no despierte a los monstruos, que atemorice a los fantasmas.
A veces uno no tiene ganas ni de escuchar música y eso equivale casi a ganas de morir.
La encontré a PJ Harvey. Y se armó una emocionante y conmovedora lucha de brujas en el barro. Se armó una tremenda, pero nadie va a morir.

Todos a Edimburgo y a pata

- ¿Si tuviera que elegir un número entre el G-8, cuál elegiría?
- El siete.
- ¿Por qué razón?
- Supongo que por la rima, aunque no podría asegurarlo.
- ¿Usted cree que el poder del rock and roll anglosajón salvará a los negritos de África?
- Absolutamente. Los salvará del rock latino.
- ¿O sea que opina que se condonarán las deudas?
- Yo con condón o nada.
- ¿Con Don Satur?
- Siempre, era el momento de reunión familiar, todos los lunes a las diez de la noche frente al televisor escuchando a Rolando Rivas decirle "te amo" a Mónica Helguera Paz.
- ¿Entonces piensa que se logrará la paz mundial?
- En La Paz, en Quito, en el Empaire States, en el Aconncagua y en algunas terrazas, la pelota no dobla.
- ¿Cree usted que River puso mucha guita para incentivar a San Lorenzo?
- Creo que Racing no existe y que lo de ayer le ahorrará un nuevo disgusto a los hinchas.
- ¿Quisiera hacer alguna observación antes de retirarse?
- Sí.

So, so you think you can tell. Heaven from hell, blue skies from pain.

A mí me tocó escucharla en el auto y todos los semaforos se pusieron a llorar.

(*) Esta es de Sylvia Plath