31.3.05

Un buen servicio y una mayor calidad a un precio adecuado

No tengo window xp, no tengo banda ancha, no tengo teléfono celular, no tengo video cassettera ni dividí, no tengo juegos instalados en la pecé, no tengo conocimiento de causa, no tengo nada que perder.
No tengo tema de conversación.

28.3.05

Breve ataque de estéelauderianismo

El universo es mayor a cada momento. No hay duda.
Y no es una manera de decir, eh. Es la pura verdad.
Todo se separa, cada vez más rápido. Inclusive, hay
cosas (galaxias, por ejemplo) que están tan lejos y que se
alejan tan rápido, que jamás podremos verlas.¡Fatal!

Mr.PC


Como estar flotando en un mar de cemento agarrado a un palito triste que el perro recuperó y jamás quiso devolverte.
Algunas veces añoro los días en que las sanguijuelas eran sólo larvas.
Algunas veces la secuencia es contraria a aquellos naipes que formaban un castillo de los típicos, de los que eran para soplar y desvanecer.
Cada uno de los palitos que están abandonados en esa isla de plástico, cada una de las sanguijuelas que han crecido y desgranado todo el ácido bórico que utilizaban para matar hongos o hedores, cada uno de los gramos de la merca que corrió por cada una de todas las sangres, cada una de las realidades que son a los naipes lo mismo que los castillos a las galaxias, esas que se se separan y se alejan tanto que ya ni las ves.
Como estar observado una pared tan blanca que el propio reflejo no deja ver la explosión de los átomos, el roce, la reacción, energía que podría (si quisiera) mover cada uno de los ladrillos que la componen y desmoronarla.
Algunas veces pienso que detrás del arcoiris hay un pintor de brocha gorda que en sus presupuestos incluye un avistaje de ballenas.
Ballenas francas, francas como debieran ser las islas, los hongos, los desvanecimientos.

Estoy dispuesta a practicar el micro-mal.
Comenzaré por repartir los confites que sobraron de los huevos de Pascuas que mi hígado se negó a desatornillar.

26.3.05

Toco el aire, no te toco

Razones de fuerza mayor han hecho que este post sufra una serie de cambios que se verán a continuación:

Los motivos del amor son siempre los mismos. Cambian las iniciales, cambian los paisajes, la música cambia.
Pero nada cambia.

24.3.05

Sobre los chopos medio deshojados

Acabo de percatarme, supongo que por la fresca que corre, que ha empezado el otoño.
O sea que es buen momento para los tonos ocres y el saquito de hilo.
Tengo un plan muy ambicioso que consiste, simplemente, en volver a tener ganas.
De momento no consigo llevarlo a cabo, pero me dejo llevar por la gran fe que confisca mi espíritu y, supongo, que alguna vez será, en tiempo y forma, tal como lo imagino ahora mismo: instante de incalculable valor en que acabo de darme cuenta, creo que porque saqué las botas del placard, que ha empezado el otoño.

15.3.05

Ahora sí

Invitados están a mi nuevo monstruito:


esta chica promete... y cumple


Y resulta que mi nuevo monstruito es la página de mi amiga (amiga de esas que son únicas: por amigas, por talentosas y porque la amo con el alma)

A mis testers de siempre, que me aporten sobre fallos y me den sugerencias para mejoras. A los demás, agradezco la visita a la página, los comentarios, la firma en el libro de visitas (porque eso hace que el ego se nos infle hasta reventar y compensa todo el tiempo de laburo y arte hecha para intentar que todos seamos cada día un poquito más mejorermente felices sin necesidad de Ricardos Montaners, música cristiana y galletitas Óreo, que son un asquete importado.
Recomiendo bajar las canciones (a quienes puedan, por poseer conexiones mejores a las de la artista y la de yo misma) y admirar la enorme belleza de Ale Rabinovich.

8.3.05

¡Andá lavar los platos!

Hoy nos reunimos acá para festejar una fecha importantísima para los vendedores de flores, de biyuterí y de jugueras.
Pero, más allá del hecho comercial intrínseco, nos sentimos de rechupete porque en todas las radios, en todos los televisores y en todos los estéreos se hablan maravillas de nosotras.
Que somos grandes tipas, que cuidamos bien a los chicos, que cosemos botamangas y que somos muy útiles a la hora de la cena, el desayuno, el almuerzo, la merienda y los tentenpiés.
La realidad circundante indica que es un gran día (aunque no para lavar la ropa porque está medio choto desde el punto de vista meteorológico).
La historia nos enseña que hoy es el día de las costureritas que dieron el mal paso. Y tan malo fue el paso, que se cagaron muriendo.
Por eso, rendimos nuestro homenaje a Sally Field y a Doña Petrona C. De Gandulfo (que en paz descanse y dios la tenga en su santa gloria).
A las dos les agradecemos el ejemplo y, para ello, es que realizamos este acto conmemorativo en el que vamos a cambiar todas las lamparitas del blog y pondremos un cartel enorme que diga, RESACAS: el blog de la mujer.
Pero hoy no.
Hoy nos duele la cabeza.

Me olvidé de lo que iba a escribir.

Mala suerte, otra vez será.

1.3.05

Tutiplén de alto contenido filosófico y moral

Mientras decodifico los apuntes de una libreta meada por la gata...



El cyborg de Connecticut

Allí está la gracia.
Saber que todo cambia, que se puede pactar con el desorden, firmar contratos, acuerdos favorables a ambas partes. Para eso están los cambios. Si sos capaz de estar a la altura de tus deseos, seguramente logres ser parte, por una vez, de algo fantástico.

Si Evita viviera

A veces me pregunto qué es lo que me hace tan querible.
Y enseguida me respondo: - Es mi talismán druida y mi Techesco.
Después me voy a ver una peli de las de llorar.
Así compenso un poco.


Común y Silvestre

Te sentís tironeado.
Es lógico. Cada uno de tus brazos están prolongados por piolines que te obligan a vivir a ciento ochenta grados, que te impulsan a formar una cruz.
Aunque de Jesucristo lo único que tenés es una medallita, algunas veces sentís que sos el centro del universo: eso te molesta y, a la vez, te fascina.
Para todo hay una solución.
Flexioná ligeramente las rodillas y comenzá a balancear el cuerpo. La respiración profunda y diafragmática es vital en esta instancia. En un momento dado encontrarás la ubicación precisa de tu eje y es allí, justamente, en que debés hacer una fuerza exactamente igual con cada uno de tus brazos hacia tu centro.
El hilo se corta por lo más débil. Tal vez sea un sólo hilo, es posible que sean los dos.
Fijate que pasa y después me contás.

Promesas imprudentes

Hicimos demasiadas cosas. Hicimos una casa, hicimos hijos, hicimos un perro, una gata y un árbol. Vimos juntos la mayoría de las películas memorables. Películas que hoy recomendamos enfáticamente. Leimos los dos los mejores libros. Libros que hoy no podemos olvidar.
Estuvimos tan ocupados que al amor lo hicimos, yo acá, vos allá.

Y sin embargo vos te quedás abrazadita a esa copa sensual

No va el chabón y me viene a acusar a mí. Sí, a mí que transito la edad de la inocencia, a mí que soy incapaz de verle un pelo a un huevo, a mí que todas las mañanas barro el porsche y el alfa romeo como si fuesen livingrums. Me acusa de haber sancochado a su gavilán favorito.
Y yo trato de explicarle (hablando se entienden los seres humanos, es la diferencia que tenemos, por ejemplo con los demonios de tasmania o con los senkus), paso horas escribiéndole meils, hago gráficos, elaboro grullas de origami, practico tai chi chuanes, compro manuales y catálogos con planos de instalación eléctrica, dilucido, desenvaino fórmulas que aclaren, que, de una vez por todas, pongan la tapa ahí, en el lugar correspondiente: justo a la derecha del chifonié.
¿Sancochar gavilanes, yo? Eso jamás. Todos mis clientes saben que esta es una empresa seria, dedicada en exclusividad al desmalezamiento de soruyos.
Y lo hacemos con un 99% de estabilidad emocional.