30.8.03

Entonces, cuando toda la humanidad estaba mirando hacia Marte, el hombre aprovechó para escaparse a una isla olvidada del Mar Mota, donde jamás nadie (ni siquiera la muerte) pudo encontrarlo.
Epílogo: Francisco se aburre mucho, pero no sabe cómo volver a su hermosa vida anterior. Hoy tiene 78 años.
-------------------------------------(FIN)----------------------------------

29.8.03

28.8.03

Erase una vez un hombre que dedicaba la mayor parte de su tiempo ocioso a engomar fardos con jalea real.

Se llamaba Francisco. Tenía 35 años.
(continuará...)

27.8.03

Fábula de la Organización No Gubernamental que no podía mantener una erección o Diatriba seudo farabute.

"Estoy atiborrado por tu amor..." Luis Alberto Spinetta

Oveja Negra González despertó algo abrumado por la pesadilla que había tenido. De todos modos, intentó hacer que su día siguiera por los cauces normales, rutinarios y específicos.
Se cepilló los dientes, se lavó la cara con "Skin Cleare Care", se afeitó con una "Track 2000" y postergó la ducha para entrada la noche.
Oveja Negra González almorzó carne al horno con puré, y dos vasos de vino Toro, el menú del día de "El Palacio de la papa frita" y pagó con tarjeta de débito porque luego le descontarían el 5% sobre los $ 7,50 que pagó. Fue a hacer la digestión a Plaza Francia y, lentamente, se durmió bajo el ombú histórico.
La pesadilla volvió, allí mismo. Invadió el parque todo, llenó de bruma el Centro Cultural Recoleta y la Iglesia del Pilar.
Los muertos del Cementerio contiguo tuvieron crisis de ansiedad y en la Galería de Diseño subterránea, nadie vendió un puto sillón art deco.
Todos los habitantes de Buenos Aires tuvieron la extrema necesidad de huír despavoridos hacia Chascomús. La ruta 2 fue un caos demencial.

Oveja Negra González despertó, cuando el sol se ponía por entre los edificios más altos de la Av. Pueyrredón y la antigua Facultad de Ingeniería.
Algo abrumado, por la pesadilla que había tenido, regreso a su casa para ducharse e irse a dormir.

Moraleja: sólo el aluvión de un gemido.
Fábula del hisopo que no quería ser untado por Pancután o La rebelión de las masas finas.

"Ahora, cansado de esperarte en un andén en Acasuso, son las 11 y ya no hay sol" Luis Alberto Spinetta

Allende el Salvador, en una tibia tarde de primavera, encontrábase un rábano preso de un simil ataque de incertidumbre. Pegada su oreil al teléfono celular, escuchaba una y otra vez una dulce voz que contábale la historia que sigue:

"En algún rincón de Nybergsun, hay una geoda con las axilas secas por el viento y la espera. Cercana al horror vende sus virtudes al emperador de la noche cerrada y tenebrosa.
Mientras tanto, en alguna parte de un pequeño pueblo de pescadores llamado Lavrio, hay una planta de laurel cuyas hojas tienen la propiedad de provocar ataques de melancolía a quien las vea. Ácida y excitante, dilata las pupilas convirtiéndolas en especies de trufas moradas.
En la zona Oeste de Sakahlin existe un manantial alimentado del llanto de cientos de cadáveres que reposan la ira de desoladas focas blancas..."

El rábano tuvo por fin una certeza y la anotó en un papel de calcar, para reproducirla demasiadas veces en diferentes superficies.
En los sitios más insólitos de las ciudades más ignotas del planeta, comenzaron a aparecer leyendas que rezaban la gran verdad.

Moraleja: no des más por el pito que lo que el pito vale.
Fábula del papazgo de Juan o cuando las ganas de cultivar brócolis se desvanecen.

"...Hay un tinglado inconcluso" Luis Alberto Spinetta


Había una vez un mozalbete irresoluto de tanto enjugar sus lágrimas en pañuelos carilina pocket.
Despues apareció una bruja malvada y le ofreció la serpentina de azufre.
El mozalbete la aceptó y esnifó el mágico néctar de Mondrian. Después se quedó dormido para siempre.
Las hadas, las princesas, los gemúes, los oropeles brillaron por su ausencia. Se cumplió la ley de dios.

Moraleja: no te olvides de mi, de tu Grisel...

23.8.03

El mágico test de los pochoclos sangrantes.

Es necesario hacer algo en el sentido más estricto. Ya no pensar en tener que hacer, sino hacerlo, simplemente, sin pensarlo.
Así pasamos la mayor parte del tiempo.
Acabo de darme cuenta, leyendo un maravilloso post de Asakhira, que estuve una larguísima temporada sufriendo de depresión. Sólo que no lo sabía. Digamos, no se me ocurría plantearme: "estoy deprimida", me gustaba más pensar, por ejemplo, que estaba nevando en Senegal o que en el patio hay moscas.
Ahora sigo igual, pero al menos tengo una certeza.
Por eso es necesario hacer algo en el sentido más estricto.
"Ponte a la labor, niña", me dije.
Y éso hice.
Pensé que hacer algo bueno por la humanidad me sacaría de mi letargo y comenzaría a desear todo tipo de imponderables.
Dados mis vastísimos conocimientos respecto a catequesis de tribus bilingües que viven en la Costa Sur, estoy lo suficientemente capacitada como para confeccionar una herramienta de suma utilidad para la resolución de problemas básicos.
Por ese motivo y los anteriormente mencionados he elaborado un test (con vaticinios) que tiene una eficacia del 86% en zonas a nivel del mar. En otro lados no sé bien, porque me dic soroche y me descompuse.
He aquí, entonces, mi legado humanitario.

Sepa cuál es el lugar que se le ha asignado en torno a la biosfera.

Paso 1
Elija una opción de cuatro:

a) Anquilosamiento umbrío leve
b) Fijate si el paraguas está ahí.
c) Hijo de boliviano comiendo peras en almíbar avec charlote
d) Un hada se miraba en el lago a la mañana.

Paso 2
Tómese un tiempo para pensar en el mejor modo de desarticular chubascos.

Paso 3
Escuche la cinta al revés.

Paso 4
Verifique el sufrimiento del potenciómetro y controle que esté hemoglobando en ciernes.

Paso 5
Complete la línea de puntos:

Ajustados los cinturones, encontramos que estamos en condiciones de .................... en los próximos ............. minutos, aunque sería..................... cotejar........... que sean lo más.............. posibles.

Respuestas.

Paso 1

a) derecha (de la biosfera)
b) izquierda
c) Medio absoluto
d) Por ahí.

Paso 2

a) chubasco desarticulado sí: le va a ir bien
b) chubasco desarticulado no: le va a ir mal

Paso 3

a) Escucha Mick Jagger y parece Arslanián: sufrirá colitis.
b) Escucha Nat King Cole y parece Janes Adictions: ganará un premio nacional de poesía.
c) Escucha John Cage y parece Macri & Menphis: va a ser abuelo.

Paso 4

a) sufre mucho y no está hemoglobado: viajará a Tandil
b) sufre más o menos y se cansa: Tiene várices
c) sufre poco y está hemoglobado: Le regalarán un papiro y una bic.
d) sufre nada, descansa y no está hemoglobado: la biosfera es toda suya. Tómela ya y comience a disfrutar.

Paso 5

Si usted completó como sigue: no entendí a que se refiere, exactamente, así que no le puedo decir nada

Ajustados los cinturones, encontramos que estamos en condiciones de eclectar especies de hurones que no quieren dormitar a la sombra de una sesera, en los próximos millón minutos, aunque sería altamente recomendable, incluso si parece temerario, cotejar, nueve veces que estén bien remozados todos los adminículos necesarios a tal efecto y que sean éstos, lo más nutrasweet posibles.

En cambio, si usted contestó lo siguiente, dése por satisfecho, es usted una buena persona y dios la va a ayudar, un día destos.

Ajustados los cinturones, encontramos que estamos en condiciones de reformular la existencia de los alacranes en los próximos veinte minutos, aunque sería un puntazo, si tuviésemos el buen tino de cotejar mediante un nivel apropiado, que sean lo más frescos posibles.

Si usted contestó cualquier otra cosa, vuelva a intentarlo hasta lograr buenos resultados.

21.8.03

Soplamoco envilecido

Esto era un collage. Ya no existe porque un día lo hice pelota junto a cuatro o cinco más. Pero quedó la foto como testimonio de su efímero paso por este valle de lágrimas.
Queda a disposición del siempre interesante y esclarecedor análys de nuestra querida Janis Joplin en el wind.

Te vendo la afoto


19.8.03

Destino fijo

Ella sube al auto sin destino fijo. El calor concentrado del mediodía abofetea todas las intenciones, el volante calcina sus manos al contacto y sólo con la yema de dos dedos es un poco soportable, intercambiándolas como si fueran pequeñas langostas, hasta que enfríe un poco.
Pasa un chico en bicicleta y la aguijonea con su mirada transpirada.
—Aqui está mi destino fijo —, piensa y le sonríe. Pone la marcha y acelera. Dobla por la calle Beethoven y observa, por el retrovisor una mancha blanca sobre una rueda, un poco lejos. Aminora la velocidad y la mancha se acerca.
Está casi a cuatro metros ya, pedalea con fuerza bajo ese sol de treinta cinco grados a la sombra, cuarenta y tres dentro del auto y cincuenta y ocho dando justo a la gorra blanca de su cabeza.
La sigue. Si continúa en esta velocidad diminuta, su voluntad podrá ponerse a la altura de su ventanilla. Acelera un poco y gira
en Felix Frías ganándole media cuadra, volviéndo al juego anterior.
Ella ama la velocidad, odia las bicicletas y los veranos de tardes sin destino fijo.
En Bustamante parece que lo ha perdido. Estaciona al 800, bajo ese sauce que siempre mira cuando pasa, pensando que, como ella, ese árbol ha nacido en el lugar equivocado.
Enciende un cigarrillo, coloca en el estereo una cinta vieja de Laurie Anderson que le dice: — ¿Quién es más macho? —
Piensa en la sombra del viejo Burroughs, ve el cartel de la remisería que está en frente ("dos viajes por uno")
Dos viajes, eso estaría bueno, en verdad, no uno sino dos, sin destino fijo, dos...
Mira por el retrovisor, pasa su dedo índice por la última de las cicatrices. La del menton, ésa de la noche en que cayó por la escalera y despues no recuerda.
El espejo le acerca una imagen que se acerca, distingue nuevamente la silueta acelerada.
Arranca, primera y sigue; segunda, veinte kilómetros por hora, treinta, el chico pone empeño en alcanzarla, parece venir a cuarenta, o poco más, se pone detrás del auto, está casi a medio metro.
Ella apoya el pie en freno, con violencia. El se estrella contra el paragolpe y cae.
Ella acelera, se aleja, ve por el retrovisor una mancha desparramada en el medio del asfalto.
Sigue adelante, la mancha se pierde, dobla en Potosí, sigue sin destino fijo.

17.8.03

ISP (Intensificando Sensaciones Pedorras)



Muchas veces nos asimos a una realidad tangible, que es molécula y es solidez erectada por, o bien deseo o bien reflux. Da igual, siempre y cuando no se convierta en ilusión blandengue (cómo en algunas otras ocasiones)

Si los ribetes de la mampostería techint, son rosados como una pantera y te recuerdan a un rincón donde la luz es porno-escatología-naive, no te asustes, estás vislumbrando una de las poquísimas verdades que podrás presenciar en el futuro.

No future, eso decían. La magia reside en ello. Hay que apurarse a contar la mayor cantidad de nervaduras en el menor tiempo posible, porque al fin te vas a morir o será indefectible que el perro que comía de tu mano te muerda la oreja y no sea misericordioso ni responsable.

Instinto: manejados seguimos por la eterna madeja, como arrastrados por una marea pletórica de inconsciencias. Somos seres del ocaso. Nadie sabe dónde queda ese lugar.

Cuarto domingo solar. La mente se despeja y vertiginea, la mente ríe recordando licores dulces, la mente llora evocando vinos avinagrados de sabor lágrima.

El amor, a veces es un reflejo que actúa con eficacia a los fines determinados, aunque eyecten mil cabezas y el dueño del cuaderno que pasó mil vidas escribiéndole al azar, escupa la saliva verdosa del odio... el amor, es un reflejo que sólo se lee con el cuerpo.
Ábaco loco (sumas y restas refriting)

Desde el comienzo su historia parecía estar regida por un extraño sortilegio. Ritos que ella diariamente había inventado según el lugar o circunstancia. Ceremonias secretas, casi ingenuas que podían cambiar el sentido de su azar cotidiano.
Si la suma de los vagones del tren de carga (sin contar la máquina), que atravesaba el paso a nivel de la avenida, concluía en número par, entonces ése sería un día maravilloso donde las aventuras intensas y las grandes emociones se presentarían como hadas madrinas, para bendecir una existencia de pequeños matices grises, inalterables; para convertir su vida en algo más que un transcurrir inútil.
Si las baldosas de esa vereda, resultaban ser pares, seguramente éso sería un buen síntoma: "aquel con el que largamente soñaba, al fin pensaba en ella y esa tarde correría a su encuentro para juntos descontar el tiempo de lágrimas y silencio vertidos cada noche en su almohada."
Si los eslabones de aquel collar comprado en la feria, si los mosaicos del baño, si la cantidad de fósforos que quedaban en la caja, si aquellas personas esperando el colectivo, si los automóviles rojos que podía sumar desde la ventana del tren en el trayecto Darío-Lacroze...
Otras veces, cuando le ganaba la impaciencia por saber el destino de su suerte, acortaba el límite a sólo tres estaciones. Martín Coronado podía ser el lugar en que se develara su fortuna o su desventura.
Así como quien deshoja margaritas levemente, con la oculta esperanza de que el pétalo final coincida con el "me quiere"... así pasaban sus días
Pero las noches redescubría que nada extraordinario había ocurrido, que el pasar de las horas convertía su paso en una simple sombra desvaneciéndose.
En la soledad de su cuarto se prometía a sí misma, concebir una receta más efectiva, más certera: ya no contar árboles ni flores, porque debía haber algo, algo mejor, algo que le proporcionara la exactitud que necesitaba para afrontar el día que vendría, sin incertidumbres.
Estos eran los pensamientos anteriores al instante en que ingresaba en esa nada indefinida, en ese vértigo, en esa pérdida de tiempo y espacio, ese lugar donde sus sueños eran posibles, al menos por instantes.
A la mañana siguiente, volvía a sumar la cantidad de veces en que el locutor de la radio repetía la palabra "desde", y así todo continuaba y volvían las noches de los meses y los años.
Nada cambiaba y ella no encontraba aquel método infalible.

Una noche lo supo. Luego de dar mil vueltas en su cama se acercó al balcón de su piso doce pensó: - Si son pares, caigo, si son impares vivo. -
Contó las luces tenues que se dibujaban en las ventanas del edificio de enfrente. Repitió la operación una vez más por temor a equivocarse. No había dudas, eran pares.

Mientras su cuerpo liviano se integraba al aire y al vacío en una danza vertiginosa y violenta, un hombre decidía que ya era hora de dormir, cerraba su libro y apagaba la luz.

15.8.03

Sonetango rantifuso

El pingo malnacido y el bacán que me engañó

Y pensar que el que me batió la fija
era uno de esos tipos ricachones
que te llenan de florcitas y bombones
que te alaban con collares y sortijas

Fui contenta a jugar esa trifecta
y a su amor yo le puse 100 boletos
yo soy de esas que se bien dónde me meto
y la apuesta parecía ser perfecta

Ese pingo malnacido, ni a placé
Y los otros dos mejor ni cuento ahora
Me dejaron la ilusión marrón glasé

Recorrí muchos kilómetros, señora
pa' buscarlo al bacán que me dió el dato
y mandarlo a la concha de la lora.

14.8.03

Quick de Knorr

Este cuadro es un crudo alegato relacionado con los avatares de la historia argentina, pasada y reciente. Un gran aporte a la concientización social y a la recuperación de la memoria. Su técnica es una mezcla de atalabamiento + pseudo-farmacología, remitiendo a la filosofía primal del artista embutido en la esencia más oleaginosa de su alma.
Se lo dedico a mi primo Jorgito, cuyo sueño en la vida era ser diputado y no lo consiguió porque es tartamudo.

Este es bastante grande, así que llevatelo en un flete o en el techo del auto

13.8.03

Jugo de coliandro

Anoche soñé con un tag board. Había soñado antes con cuestiones virtuales: con imeils recibidos o enviados, con páginas web, incluso con enetatonto. Pero nunca había soñado con tag boards. Podría decir que fue una experiencia maravillosa, pero la verdad es que no, fue un simple sueño estúpido.
Anoche hubo un rayo que sonó a apocalipsis
Se quemó el televisor. Podría decir que no me importa en lo más mínimo, pero la verdad es que me importa y mucho. Mi hija, sin televisor es como yo sin internet. O no tanto, pero más o menos. Sufro por ella, como corresponde.
Anoche estuve viendo lo bonita que quedó LyS despues de los cambios que el señor Roly Canteros, hizo. Podría decir que es la mejor de las páginas adonde publicaron cosas mías, pero la verdad es que no sé si es la mejor. Lo que sí sé es que es, para mí la más especial.

12.8.03

La edad de la inocencia

Juro que hice lo imposible para convencerla de que no lo hiciera.
Pero no, la minita se emperró y ya sabemos cómo es cuando se le meten basuritas entre sus jóvenes y descarriadas neuronas.
Lo cierto que la Ratita ya tiene blog, nueva excusa para no estudiar y seguir perdiendo, esa dulce juventud que dios le dio, en otra pavada más.
En fin, pido paciencia y que todos los santos se apiaden de nuestras almas.

9.8.03

El gran baile de la galocha.

Cantidad ilimitada de bailarines. Si sobrepasan la cantidad de 20.100, el nombre deberá cambiarse por: "La gran rave de la galocha"

Requerimientos mínimos:

Gustar de Andrea Bocceli. Poseer, cada uno de los participantes, doble nacionalidad, por lo menos un diente de oro, (bien cepillado) un soplete, bolsa con adminículos para carnaval carioca (maracas abananadas, peluquines, gasoil, pitos y flautas) y un par de galochas en buen estado.
Se forman parejas y/o tríos.
Si son parejas, pueden ser H-H, M-M, M-H, H-M
Los tríos: H-M-H, H-M-M, M-H-M, M-H-H

Reglas del juego:

Se intentará bailar la parte I y II de "Ballad of Sacco and Vanzetti" de Joan Baez con música de Ennio Morricone, sin perder la compostura ni las galochas.
Las mujeres pueden y/o deben subirse a los baffles, los hombres pueden y/o deben aplaudir, chiflar o peinarse; los homosexuales deben recoger las galochas que queden desperdigadas en la pista circular y colocarlas en bolsas, previa búsqueda del par correspondiente. Los travestis confiscarán la mayor cantidad de sopletes posibles.
Gana el más mejor.

8.8.03

Fumando sahumerios sabor opium

Los muchachos y muchachas del tablón me pidieron que muestre más cuadros y cómo no siempre uno se ve en la privilegiada posición de reina de la primavera, me debo a este maravilloso público ávido de argamasas y artes bellas.
Así que voy a ir exhumándolos uno a uno, en su justa medida y con su correspondiénte análys, que es importante
para la comprensión integral de la obra.

No es dadaísta, ni expresionista, ni conceptual, ni art-decó. Puede parecer, a ojo de buen cubero, un simple culo, pero en realidad no lo es, ya que es un culo posado sobre una montaña de información adeneítica que remite a los antepasados y la memoria colectiva o subterránea.
Lo pinté un día en que desayuné café y tostadas con mendicrim

Se aceptan patacones y/o créditos del trueque

Linkeamientos generales

Como es de público conocimiento, soy fanática de las aventuras de Aldito.
Y ya está publicado el capítulo 15

Por otra parte, mi amigo manocruel©, no pudo resistirse al vicio y ya tiene blog.

Mis últimos descubrimientos:
El bloch de Mint y su fina ironía.
Y la net de Paula, que está llena de cositos y perifolios afratachados. Además tiene baño
El Garfield de Edgard Alan Poe

Hay un gato muerto en la vereda de mi casa. El pánico se apodera de mis nervios periféricos que se entrelazan formando una cinta de moebius acalambrada.
Es hora de hacerte grande, me digo haciéndome a mi misma una mueca de altivez. Es hora de enfrentarte a la realidad, por más cruel y horripilante que ella sea. Es hora de no sentarte a esperar al "hombre" que te saque las papas del fuego. Es hora de valor y audacia, de sostenerte la mirada en el espejo, es hora de demostrarle al mundo que sos una guapa de aquellas, preparada para cualquier avatar, sea éste de la clase que sea.
Hay un gato muerto en la vereda. Me da asco, me impresiona, me da miedo. No puedo verlo, no puedo tocarlo, ¿y si está vivo y pega un salto hasta vaciarme con sus garras filosas las cuencas de los ojos? ¿Y si murió de algún mal de esos que vienen del Congo y de los que aún no se sabe demasiado, me contagia y me enfermo o muero?
Me pongo guantes y barbijo. Su expresión es horrorosa, seguro no ha tenido una muerte dulce. Lo tapo con una bolsa negra. El viento hace su estrago y la bolsa descubre la parte más espeluznante de su cara y otro poco de lo que alguna vez fue una linda cola con rayas amarillas.
No puedo tocarlo, la sola idea del contacto de mis guantes de látex con su vientre blanduzco me da náuseas. Coloco una pala y arrastro el despojo con una escoba, hacia ella. Es pesado, es gordo, es enorme. ¿Por qué no cuidaste tu dieta alimentaria, gato hijo de re mil putas? ¿Por qué se te ocurrió venir a morirte justo en mi vereda.? Tengo que poder, es una tarea fácil, vencer la repulsión, vencer el terror arraigado en mi desde tiempos inmemoriales. Tengo que crecer, hacerme bien de abajo, no depender ya nunca más de ningún "señor", para meter cadáveres de gatos en bolsas negras de consorcio.
Soy mujer. Soy frágil, me digo con un gesto de sexo débil, mujer y frágil. No puedo. Pero tengo que poder. La bolsa se ha volado y ahora es un oscuro barrilete que surca el cielo de mi desesperación
La sed es insoportable, debo pensar una mejor estrategia.
Entro a casa y tomo limonada fría. Hay un gato muerto en la vereda, su recuerdo me perturba. ¿Dónde queda el paraíso de los gatos? ¡Morite en el averno, felino perverso!
Otra bolsa más. Tengo la fuerza suficiente. Tomarlo con mis manos y meterlo dentro. Es tarea fácil, no depende de un sexo. No soy una simple tirifila, soy valiente y altanera, le hago frente a lo que sea. He sufrido experiencias mucho más escabrosas que ésta. Estoy sola. No tengo ni quiero un "macho" que me proteja de putos gatos muertos en la vereda. No lo necesito. Puedo con todo. Mi orgullo ... ay, mi orgullo...

- ¿Le doy una mano, patrona?
- Sí, Don José, claro, aunque estaba por hacerlo yo, no hay problema.
- ¡Faltaba más! No es tarea para una dama. No se preocupe.
- Gracias, Don José, me apena que se moleste, pero...ya que insiste... Esta noche le llevo una tarta de jamón y queso, así que no vaya a prepararse nada. ¿eh?
- Gracias, vecina, usted es un ángel. Vaya, vaya a cocinar...

Ya no hay gato muerto en la vereda. Mi orgullo permanece incólume.
....................................................................................
bibliografía: "Como deshacerse de un cadaver encontrado en la vereda" by Aldo Sivi

6.8.03

Paraíso Yourcenar

Un viento que te cagas. Un día para estar engrampados (tu et moi) viendo Utilisima Satelital o a la monja de Gourmet preparando escalopes. O escuchando a Sinatra o, tal vez para alquilar El mago de Oz y escucharla a Judy Garland cantar "Someware over the rainbow".
De ninguna manera es un día para escuchar a Jacques Brel, que es lo que precisamente estoy haciendo ahora.
"Moi je t'offrirai, des perles de pluie venues de pays où il ne pleut pas"
En fin. Hoy será un día grandioso, a como de lugar.
Mejor David Lee Roth para amenizar. Cambio y fuera.

4.8.03

Mención especial del jurado-6º Bienal de la Sociedad de Fomento "Aguante La Cava, caraxo"


Este cuadro no lo vendo porque está en Madrid. Así que no insistas en comprarlo, haceme el favor...



No a la venta

3.8.03

El bosque de los templarios y el naranjo que no quería crecer.

Y después de algunas horas de trabajo y dedicación constante y tenáz, ajustando detalles, achurando códigos y descogollando hexadecimales, lo miro, lo miro, y lo miro y me digo: esta lindo, pero para otro tipo de blog. Por ejemplo, para uno que hable de arqueología o cementerios parques.
Me digo, me digo y me digo: "Acá hacen falta sepentinas y anillitos de Bagley, hace falta jugo Tang y pizzetas de pan Fargo"
O sease, que creo que todo el laburo fue al pedo.
Pero es como todo, ¿viste? 'Todo tiene que ver que con todo' (gran verdad universal panchoibañezca, si las hay)
Por lo tanto, habrá que volver a empezar, como bien decía Lerner, y así le fue.

Ya estamos en Agosto y llueve. ¿Qué cosa, no?.

1.8.03

Webring

Las siete garchas del domingo

1. ¿Cómo se cuecen abbas?

2. ¿A quién prefiere, a Scarlett O' Hara, a Peter O' Tull o a Sarah O' Connors? Expláyese.

3.¿En qué horarios es usted menos conspicuo?

4. ¿Probó con un yogurt?

5. Confeccione una lista de gesticulaciones que le produzcan seguridad en usted mismo cuando se ducha o cuando va al velódromo.

6. ¿No está cansado de tanta meméz?

¿De verdad le gusta contestar pelotudeces que un descerebrado le manda por e-mail y colocarlas en su blog para llenar un espacio que perfectamente podría continuar vacío, porque, no sólo no le interesan a nadie, sino que además se ve mejor así?

Your site has been registered with the Net Ring below:
Las 7 garchas del Viernes
Printed below is the HTML code that you need to insert into
your webpage

#Las 7 garchas del domingo#
Pertenezco a 7 Garchas y soy buen tipo
#fin Las 7 garchas del domingo#

Si no pone este código en el lapso de las próximas 48 hs., le rechazaremos su solicitud, no podrá pertenecer a nuestra comunidad y no le mandaremos las 7 garchas. Así que ya sabe. No sea tonto. Súmese a este emprendimiento y nada malo va a sucederle nunca. ¡Ojito! ¿Eh?